Mantener una linea mientras bailamos salsa

Bailar sin molestar al resto de bailarines.Cuando estamos en una pista de baile, observaremos rápidamente cómo hay algunos majarones que no tienen otro nombre más allá del de majarones, que estando la pista ocupada por muchas parejas, hacen lo posible por destacar del resto, intentando ocupar para si, el mayor espacio posible, molestando al resto de parejas que buenamente intentan bailar procurando molestar a los demás lo mínimo posible.

Algunos incluso trabajan en esos bares desanimando a la gente, molestando con el micrófono y haciendo una especie de ejercicio aeróbico consistente en matar escurridizas cucarachas, al que han dado en llamar pasos libres. Mal rayo los parta. Creen que vamos a los baresde salsa a verlos a ellos, en lugar de a bailar.

No hemos de fijarnos en ellos, y a ser posible no seguirlos cuando se ponen a acaparar la pista. Si todos nos quejamos a los dueños de los bares de los desanimadores, con un poco de suerte se extinguirán como en su día lo hicieron los dinosaurios, y podremos bailar tranquilos, que para eso vamos a los bares, no para reirles las gracias que suelen tener en el culo.

¿Y cómo bailamos salsa en la pista de baile? Pues procurando no salirnos de una imaginaria línea que tracemos, aún cuando bailemos salsa cubana. Hemos de pensar en el resto de personas que han tenido la misma idea que nosotros, a la vez que nosotros y en el mismo sitio que nosotros, una sala de salsa y de bachata, que bailamos para divertirnos no para exhibirnos, excepción hecha de los ya citados mariconcetes desanimadores de salsa.

Desanimadores que por cierto, suelen ponerse unos nombres de lo más ridículos.