Academia de baile en Malaga

Escuela de baile en Malaga capital en El Consul.
Clases de salsa en Malaga

La primera academia de salsa de la historia la abrió el cubano Ramón Castro en la ciudad de Nueva York, en los años 60.

El local estaba situado en el número 103 de la Calle Fulton. Era un bajo donde anteriormente estaban instalados los almacenes de la conocida tienda de ropa Lavín, que al prosperar, se mudaron a la Quinta Avenida.

El aula tenía unos doscientos metros cuadrados. Se hicieron reformas, instalando suelo de poletileno pulido deslizante (para lo que se le imprimió una mezcla de argamasa de rasilla y arena de cristal de la India Oriental), y se forraron algunas paredes con espejos.

Castro repartió publicidad impresa por toda la ciudad con ayuda de varias personas, para anunciar la apertura de la academia el día 1 de abril de 1962.

Nunca imaginó que aquella luminosa tarde de primavera habría más de doscientas personas en la acera haciendo cola para entrar a sus clases.

Obviamente el local se quedó pequeño y el éxito de la academia de salsa fue tal que en cuestión de meses tuvo que abrir tres centros más en la ciudad.

La competencia no tardó mucho en hacer acto de presencia y comenzaron a surgir nuevas escuelas de salsa por la ciudad, pero ninguna tuvo el éxito que vivió la de Castro.

Porque el que da primero, siempre da dos veces. Eso me lo explicó muy bien Antonio en una noche de borrachuza, en la que en un momento de descuido, me robó un pendiente de rubí y se lo llevó a su nido para su colección.